jueves, 9 de enero de 2014

Dietética china I - Naturaleza

Parece que enero y el año nuevo es época de dietas y cuidado de la salud. Buen momento entonces para introducir las ideas de la medicina tradicional china sobre alimentación. No voy a hablar de una dieta para perder peso o para lograr tal o cual efecto, sino a exponer las consideraciones generales de la antigüedad china a partir de las cuales cada uno puede elaborar la dieta que más le beneficie. No para adelgazar, sino para la salud. Será útil sobre todo para quienes conozcan algo de medicina china y movimiento energético, pues se basa en los conceptos de estas teorías.

En medicina tradicional china hay diferentes clasificaciones de los alimentos, según los siguientes criterios: naturaleza, sabor, color, dirección y tropismo.

A la naturaleza de los alimentos a veces se le llama también temperatura. No se refiere a la temperatura en grados, sino a la cualidad energética del producto. El efecto en el organismo es de aceleración o sedación del metabolismo y/o aumento o descenso de la temperatura orgánica. Según este criterio los alimentos pueden ser Calientes, Tibios, Neutros, Frescos, o Fríos. Van en este orden de mayor a menor temperatura.

Guindilla. ¿Te parece Fría o Caliente?
Los alimentos Calientes y Tibios son Yang. Son aceleradores y provocan calor. Secan los líquidos, favorecen la transformación y el transporte de los nutrientes y empujan la energía hacia arriba y hacia el exterior. Vienen bien cuando hay fatiga, frío, reumatismos, estancamientos… síntomas Yin en general. Consumidos en exceso provocan rasgos de Calor, sobre todo de Estómago e Hígado.

Los alimentos Neutros no tienen un efecto marcado en ningún sentido. Se considera que armonizan: tienden a corregir los excesos leves de Frío o Calor y conducir la situación hacia la normalidad ideal.

¿Y el tofu? ¿Frío o Caliente?
Los Frescos y Fríos son Yin. Ralentizan el metabolismo y enfrían el cuerpo. Nutren la sangre y los líquidos corporales (Xue y Jinye) y los tejidos estructurales. Por tanto hidratan, lubrican y tienen efecto calmante o sedante. Mueven la energía hacia adentro y hacia abajo. Recomendados en casos de Calor, como fiebres, inflamaciones, agitación, inquietud, ansiedad… Consumidos en exceso debilitan al Bazo y provocan pesadez, edemas, diarreas, escalofríos…

La naturaleza de los alimentos depende de cuándo y cómo crecen. Si lo hacen bajo tierra o en el aire, si prosperan en verano o en invierno. Cuando el clima es caluroso, hace falta frescor para resistirlo. Las frutas y verduras de verano son Frescas o Frías. Dándole la vuelta a la idea, las de invierno son Tibias o Calientes.

Sin embargo, solemos procesar los alimentos antes de tomarlos y esto tiene un efecto en su naturaleza. Hay formas de cocina que enfrían y otras que entibian. Un alimento Caliente que pase por la nevera puede quedarse Tibio o incluso Neutro; un alimento Frío cocinado a fuego vivo largo rato, puede volverse Neutro o Tibio. Un Caliente cocinado Caliente, será aún más Caliente. Una guía rápida sobre la cocina:

→ Frío: crudo.
→ Fresco: saltear, escaldar.
→ Neutro: hervir, cocer al vapor.
→ Tibio: guisar, estofar, freír.
→ Caliente: barbacoa, horno, parrilla, recalentar, olla exprés.

En general, cuanto más tiempo se cocine un alimento, con más temperatura y con más presión, más se Calienta. Una patata cocida será más Caliente si se cuece en agua escasa, con sal abundante, en una olla cerrada, a fuego vivo y por largo rato, que si se cuece con mucha agua y poca sal o ninguna, destapada, a fuego medio y menos tiempo.

En la sección de Tutoriales incluyo una tabla de alimentos. Viene descrita la naturaleza y otros rasgos. Próximamente hablaré del sabor y el color.