sábado, 13 de diciembre de 2014

Caso real: diarrea

Esto es más una anécdota que un caso real analizado como los anteriores. Un familiar, mujer, unos 45 años, comenta a la hora de cenar que lleva todo el día con descomposición. Nada grave, sólo molesto. Por curiosidad empiezo a hacer preguntas.

A lo largo del día ha ido al baño ocho o diez veces. La evacuación es totalmente líquida. Pregunto por la orina: no muy oscura pero con aspecto turbio. Tiene borborigmos (le suenan las tripas) y una sensación inespecífica en el epigastrio, a la altura del estómago.

Sin comprobar pulso ni lengua −no hagáis esto en casa− elucubro que debe de ser Calor y Humedad en Bazo-Páncreas. Es decir, una pequeña gastroenteritis o infección estomacal. Más por teorizar que por abordar realmente el problema señalo que le iría bien tomar menta.

La menta tiene naturaleza Picante y Fría. El Sabor Picante es muy dinámico y ayuda con la Humedad y la Flema; el Frío combate evidentemente al Calor. Una combinación apropiada para un cuadro de Calor-Humedad. En otros términos, la menta es una de las hierbas antibióticas más populares.

Menta piperita. Fresco aroma y sabor para tus ensaladas, sopas o infusiones.

El familiar toma nota y dice ¿por qué no?. Condimenta su cena (crema de boniato) con un puñado de menta seca. La crema de boniato, por cierto, no viene mal. El boniato tiene Color naranja y Sabor Dulce, por lo que tonifica al Movimiento Tierra. Que engloba precisamente al Bazo y al Estómago. Intuitivamente el paciente había elegido una cena muy indicada. Este alimento no tiene poder para luchar contra el Calor-Humedad, pero fortalece a los órganos afectados para que se recuperen. Combinado con la menta, en teoría es una cena-medicamento perfecta.

Al poco de tomar la crema de boniato con menta, los borborigmos y la sensación epigástrica cesan. En las horas siguientes la paciente no va al baño: ya no hay diarrea.

Sería casualidad.